Nueva Zelanda

Un nuevo modelo de innovación para Nueva Zelanda

IdealityRoads crea programas personalizados que fomentan un ecosistema de alta tecnología local basado en las necesidades y las circunstancias de cada cliente. Más allá de que trabaje con el sector privado o el público, la compañía examina los desafíos específicos con los que se enfrenta el ecosistema de alta tecnología del país en cuestión y personaliza un plan que se adapte a los factores económicos, culturales, legales y regulatorios locales. Esta atención a los detalles, junto con conclusiones específicas extraídas del caso israelí, cuyo crecimiento le permitió convertirse un líder en alta tecnología, diferencia a IdealityRoads.

Estos estudios de caso ilustran de qué manera el enfoque práctico de IdealityRoads genera resultados transformadores tangibles.

Un nuevo modelo de innovación para Nueva Zelanda

Una visita de asesoría a Nueva Zelanda por invitación del gobierno local fue el comienzo de una relación a largo plazo que ha dado resultados impresionantes.

En 2013, el gobierno de Nueva Zelanda se comunicó con IdealityRoads y le solicitó que visitara el país y se reuniera con actores locales interesados en aprender de qué manera Israel había establecido una industria de alta tecnología tan exitosa, considerada la segunda en el mundo solo por detrás de Silicon Valley en términos de calidad y tamaño. En el curso de la semana que duró esa visita, representantes de la compañía se reunieron con ministros, universidades, fondos de capital de riesgo, foros económicos, polos tecnológicos, emprendedores e inversores locales, dependencias gubernamentales (entre ellas el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Ministerio de Finanzas) y muchos otros.

Preparación del terreno

El objetivo era asesorar a Nueva Zelanda en cuanto a la forma de replicar el éxito de Israel, además de realizar los ajustes necesarios en cuanto a los elementos culturales, regulatorios, legales y de otro tipo en el ámbito local. Para asegurar bases sólidas para el nuevo ecosistema, IdealityRoads dedicó el primer año de sus operaciones en Nueva Zelanda a desarrollar el conocimiento y las capacidades de gestión que el gobierno necesitaba para una asociación público-privada exitosa.

Servicio integral

Trabajando tanto de forma remota como local, IdealityRoads cubrió todos los aspectos para diseñar y mantener la participación del gobierno en un floreciente ecosistema de alta tecnología. Durante todo un año, la compañía orientó a sus socios del gobierno neocelandés en áreas como procesos de gestión efectiva, metodología única para manejar la Licitación Dinámica Nacional para la incubadora de tecnología, estructuras de gobernanza corporativa, incentivos gubernamentales y gestión cotidiana de la incubadora.

Como parte de su participación más amplia en esta nueva política de innovación, IdealityRoads también asesoró al Instituto de Investigación Regional de Nueva Zelanda, una iniciativa creada para establecer polos de innovación en regiones periféricas del país que vincula la academia con la industria para estimular de forma directa investigaciones de vanguardia con orientación comercial y que la industria puede utilizar.

Lanzamiento de la incubadora de tecnología

Como paso inicial hacia un ecosistema de alta tecnología integral, IdealityRoads trabajó junto con el gobierno para lanzar un programa de incubadoras de tecnología. Al mantener un contacto permanente con la gestión de la incubadora y las partes interesadas, la compañía logró acelerar los procesos de aprendizaje relevantes y ajustar el programa en la medida de lo necesario para reflejar los aportes de la gestión de la incubadora, los emprendedores y los funcionarios gubernamentales.

Éxito comercial

En cuatro años de operación, las incubadoras de tecnología de Nueva Zelanda ya han realizado una contribución significativa al ecosistema tecnológico del país, con tres incubadoras en pleno funcionamiento y más de 35 inversiones de fase inicial que están convirtiéndose en startups exitosas, lo que impulsa la economía local.